UA-90567886-1

miércoles, 14 de febrero de 2018

Mito 3: No a los deberes.

La sociedad de la información contribuye sin lugar a dudas a un cambio importante en el sistema educativo, algo que favorece la incorporación de las nuevas tecnologías como herramientas de aprendizaje activo de los alumnos. Ésto, sin embargo, acaba siendo algo que de forma habitual se plantea con oposición a las técnicas tradicionales de enseñanza aprendizaje.

Hay, sin lugar a dudas, una especie de choque entre ambos planteamientos, por un lado, los que fervientemente favorecen la utilización de videojuegos y consolas, y los que por otro lado, prefieren la lectura, el deleite y gusto por la escritura, como vía de aprendizaje útil y universalizable a todo tipo de contenidos y nuevas  metodologías.

El rechazo a los deberes que defienden pedagogos como Richard Gerver, obvia dos cosas, por un lado la limitación habitual que siente el profesor a la hora de dar clases, debido a las faltas de disciplina y costumbres sociales que restan tiempo a la impartición de contenidos académicos, algo que supone la necesidad de mandar deberes e incidir de esta manera en los contenidos curriculares. Por otra parte, también es importante inculcar hábitos de disciplina, cumplimiento responsable de los quehaceres, marcar ritmos, cumplir objetivos, detrás de lo que subyace la responsabilidad y el compromiso del alumnado por el cumplimiento de unos plazos. Estas capacidades son esenciales para la vida adulta de los alumnos, puede ser y de hecho contribuye a su motivación y desarrollo como personas responsables que viven en sociedad y que contribuyen a ella mediante la asunción de responsabilidades.

Finalmente, destacar que Gerver suele recurrir a poner como ejemplo el caso de empresarios importantes como Steve Jobs, que se alejaron del mundo académico para emprender grandes retos en el mundo empírico, especialmente en los negocios. Estar formado a nivel académico no va en contra de estos retos, también sería justo mencionar los innumerables filósofos, empresarios, personajes conocidos y valorados en el terreno de la empresa, las ciencias y ramas jurídicas que han conseguido ser un referente social de alcance.

1 comentario:

  1. Muy bueno el apunte de inculcar disciplina y responsabilidad, y no sólo desde los centros, sino también y en mayor medida si cabe, desde el ámbito familiar. Estamos criando niñ@s con alto sentido de la justicia y los derechos pero con poco sentido de los deberes y responsabilidades.

    ResponderEliminar