UA-90567886-1

viernes, 24 de marzo de 2017

Gestión y motivación

La profesionalidad y el grado de implicación del profesorado guarda una relación directa y absoluta con la confianza de un centro educativo. Esto es así, hasta el punto que un mismo profesor, a lo largo de los numerosos años de su carrera docente, puede llegar a constatar diferencias significativas a medida que aumenta su experiencia. Hay instituciones de enseñanza donde la gestión se practica con una predisposición favorable para que el enseñante ejerza su labor. Esto es decisivo para aumentar la calidad en la educación, además de que es una responsabilidad directa por parte de quienes gestionan y organizan los recursos a disposición de un centro educativo.
El liderazgo, la búsqueda de acuerdos, la transmisión de información veraz, con rigurosidad, aprecio y valoración del interlocutor, son aspectos esenciales que dejan constancia del aprecio por el docente, que se puede sentir en colaboración con el proceso de enseñanza, así como la convivencia, los valores y objetivos que conforman el ideario y misión de una institución. 
La comunicación, la transparencia en la gestión, son, pues, parte del liderazgo colaborativo, algo que abre las puertas a la motivación del capital humano. La eficiencia de las personas va en relación directa con el espíritu de buena voluntad y respeto que forma un entorno educativo sano, a la vez que coherente, con la práctica educativa que ofrece a la sociedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario