UA-90567886-1

viernes, 3 de junio de 2016

Pipi se hace profe

Pipi Calzaslargas es ahora, con el paso de los años, una profesora de secundaria que da clases en una institución de enseñanza. El compromiso con sus alumnos está basado en un conflicto con el sistema educativo tradicional, que al reflejar la autoridad del profesor es rechazado como algo inadecuado.

Pipi decide hacerse profesora para entender y empatizar con sus alumnos que necesitan compensar carencias afectivas que ella también vivió en su momento, cuando apesadumbrada observaba cómo había en su escuela un ambiente de exigencia que le lleva a sentirse desfavorecida. Así es cómo reforzó la idea de que los alumnos necesitan verse entendidos, queridos, aconsejados y comprendidos de una forma que no es la habitual por parte del profesor que al mantener un espacio de privacidad y respeto a la intimidad no es como ella, siendo tachado de tradicional.

Pipi, es una profesora que se acerca a los alumnos, les incluye en sus chats del whatsapp, pone fotos divertidas, comenta ilusionada las experiencias de las excursiones, critica a otros profesores con los que rivaliza, pues ella es la única que mejor sabe lo que necesitan los niños para ser felices.

Cuando se hace amiga de un alumno le llega al corazón e inunda facebook con fotos de simpatía, de apariencia divertida, con sonrisas y situaciones de proximidad y saber entender de sus alumnos favoritos, que fingen risueños mientras piensan qué suerte tener un acceso tan privilegiado a una profesora tan sencilla y comprensiva, que está totalmente a su disposición.

Cuando otros profesores, según Pipi, estirados y prepotentes exigen un determinado rendimiento o respeto a uno de sus alumnos amigos, arremete con total precisión para sugerir que ésta es una traición a una capacidad extraordinaria que solo a ella le pertenece: la de llegar al entendimiento de las necesidades, emociones y situaciones personales de estos alumnos sobre los que inconscientemente está camuflando su propio conflicto y frustración.
La escuela comprensiva, tan denostada en Europa por sus malos resultados desde que fuera introducida en los años 50, fue adoptada en los años 80 en España, la LOGSE que es previa a la LOE que a su vez antecede a la desprestigiada LOMCE, ha reforzado la aplicación de unas metodologías que lejos de ser favorecedoras están contribuyendo a la desfiguración de las capacidades del alumnado.

Esta práctica angustiante de la docencia, plasmada en la metáfora de Pipi, refleja el sentir y proceder de un modelo de profesor que limita y genera inconvenientes a otros profesores, que por no ajustarse a su perfil, los tacha de intransigentes.
La fuerza de voluntad por encaminar la enseñanza a la altura  de una sociedad madura, supone reformular hasta qué punto el docente ha de asimilar la perdida de autoridad e independencia a la hora de marcar las directrices y autonomía de su propio trabajo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario