UA-90567886-1

lunes, 11 de abril de 2016

Las directivas de los centros de enseñanza

Todo puesto de responsabilidad necesita de una carga formativa específica distinta de la del resto de los compañeros del sector. La profesionalización de determinados profesores que quieran asumir un cargo de responsabilidad necesita ser aceptado social e internamente, puesto que en la actualidad un número alto de las directivas son accidentales. Los directores han hecho una formación algo más diferenciada respecto de los demás miembros de la directiva, si bien, no se encuentra a la altura en conocimientos y habilidades en comparación con otros países como Francia o Alemania. Países que están más aventajados a la hora de detectar la formación necesaria, la percepción de gestión del capital humano, el dominio y transparencia de la gestión económica, la consecución de vías de motivación, en definitiva, la búsqueda de excelencia en la visión de conjunto de un centro.


El conjunto de los centros de enseñanza de las islas cuenta con más de 14.000 profesores, una cantidad de licenciados muy superior a la de cualquier ente o corporación multinacional, ¿cómo se puede reflejar esta realidad como fuente de posibilidades y nuevas aportaciones?


Las medidas de motivación necesitan ser protagonizadas por los profesores que tienen una formación muy superior a la de trabajadores de otros ámbitos. Las aportaciones son posibles si generan incentivos, pues normalmente hay un ambiente de segmentación que resta capacidad de hacer aportaciones en lo encuentros. Los profesores viven su día a día en las aulas, con sus alumnos, y cuando necesitan hacer una sugerencia parece que no hay nadie que les responda, sintiéndose algo abandonados, separados de un movimiento colectivo.

La dinamización de los Claustros es algo necesario, la generación de un ambiente de confianza, aceptando crítica y sin menoscabo de que también habrá proyectos que pueden tener que salvar más obstáculos para obtener resultados. 
La posibilidad de compartir buenas prácticas más allá del centro donde hayan surgido también reforzará con dinamismo la aportación de nuevas ideas y contribuirá a generar un ambiente de creatividad que activará la vida de los centros.
Sugerir medidas de incentivos al profesor es importante, con una proyección que pueda salir de los límites del centro, como algo positivo, altruista y necesario para compartir experiencias y asumir un mayor protagonismo del profesor que deje de verse aislado.

Detallar las responsabilidades de las directivas dará seguridad al profesorado que no se sentirá sometido ni a la deriva, ni expuesto al desprestigio fruto del enfrentamiento o discrepancia con un cargo que se verá responsable de encontrar y pactar soluciones.

La gestión necesita de una transparencia informativa de cuotas horarias, aspectos organizativos internos, propuestas de proyectos y destino de los recursos económicos, sin ocultaciones ni obstáculos que vayan en detrimento del espíritu democrático y de confianza en el centro.

La selección del profesorado interino o de carrera es un aspecto delicado que vendrá ajustado a las necesidades del centro sin servir para camuflar preferencias personales, sino que la petición de un perfil será la pactada, en demostrable sintonía con las necesidades reales de la asignatura a impartir o del proyecto a llevar a cabo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario